Reseñas

“Acrómata” y lo residual: acrobacias en el cruce de lo ético y lo estético

“Acrómata” y lo residual: acrobacias en el cruce de lo ético y lo estético

Sobre Acrómata / por Gustavo Rádice*

“Nuestro mundo, al no ser más que pura construcción y arreglo ideológico, es el teatro de una lucha entre diferentes relatos y ficciones.”
(Fragmento de “La exforma”, de Nicolás Bourriaud, 2015)

En el trascurso de esta última década va ganado terreno, dentro de las artes escénicas de la región, la idea de construir relato a partir de la imagen, narrar a partir de la poesía visual. Cada vez son más los teatristas locales que se arriesgan a entrar en el terreno complejo de la construcción de imagen, dando paso así al campo de lo performático; en donde el cuerpo y su relación con los objetos o el espacio son los constructores de sentido. El uso del lenguaje verbal en múltiples ocasiones es pensado como transmisor de mensajes, y como consecuencia de esta visión se le otorga a la obra un carácter pedagógico o cargado de moralina. “Acrómata” cruza ese limite y se adentra en los problemas éticos y morales del mundo capitalista, sin perder de vista los aspectos visuales.
En este nuevo contexto político y social en donde, desde mediados del siglo XX la batalla es por la apropiación del capital simbólico por parte del poder hegemónico y su posterior reprogramación; y en donde, como dice Nicolás Bourriaud: “El proletariado, [pasó a ser] esa clase social de la que el capital puede disponer con libertad, [y que] ya no se encuentra únicamente en la fábricas: atraviesa el conjunto del cuerpo social y designa a un pueblo de desposeídos cuyas figuras emblemáticas son el inmigrante, el clandestino, el sin techo. Si antaño se definía al proletario como el obrero privado de su fuera de trabajo, nuestra época ha extendido la definición hasta incluir a quienes de ahora en adelante se ven privados de su experiencia, no importa cuál sea esta, y forzados a reemplazar en su vida cotidiana el ser por tener”; “Acrómata” se instituye como un esquema poético de acción sobre aquello que se considera como lo socialmente instituido y traspasa la barrera de lo particular para hacer pensar el nuevo contexto del capitalismo. Es sobre esta base que, “Acrómata”, desplaza la idea de teatro comunicacional para dejar paso a la idea de construcción de sentido, transcendiendo así la idea de representación y de construcción de utopías imaginarias. “Acrómata” se asienta sobre la reprogramación de los conceptos y principios del teatro político, y le permite a Jerónimo Búffalo centrar su preocupación, no solo en el contenido de la obra, sino también en la forma.
Los desplazamientos del lenguaje teatral que produce el director se logran a partir de la idea de reprogramar conceptos existentes. La reprogramación de conceptos supera a la de resignificación, ya que reprogramar implica operaciones poéticas; y es a partir de las operaciones de cita, repetición y apropiación que “Acrómata” construye estética y administra su propia temporalidad. En “Acrómata” se conjugan, entonces, problemas éticos y estéticos, modelizando valores más que representándolos. Es en la idea de “el estar con el otro”, en donde lo relacional cobra importancia y es a través de un espacio circular en donde ya la mirada no puede escapar. “Acromáta” se apropia del dispositivo del panóptico para construir su espacio escénico, disciplinando así los cuerpos, tanto del espectador como el de los “acrómatas”.
El cruce entre disciplinas supone riesgos a la hora de construir lenguaje escénico. En este caso, “Acrómata”, se destaca por la habilidad de saltar este escollo y consolidarse como lenguaje escénico construido en la confluencia de lo poético y lo político. La claridad del lenguaje circense se enriquece al montarlo con la danza, y la habilidad de Jerónimo Búffalo como director, no se centra en cómo narra un tema tan visitado por el cine y el teatro, sino en reprogramar procedimientos de la danza y el circo para construir su relato como estructura narrativa. En el transcurso de la obra son claras las citas a la película Tiempos Modernos, a la estética expresionista y cierta nostalgia en el uso de la música con una clara referencia a Emir Kusturika.
“Acrómata” se presenta como una obra sólida, donde quizás el planteo de presentar una nueva versión de la acrobacia no sea novedoso, pero en la contemporaneidad el valor de lo nuevo pierde su lugar y es reemplazado por lo aleatorio y la deriva. La propuesta estética se centra en cómo reprogramar procedimientos a partir de operaciones concretas como la cita y la repetición para construir estética teatral. En suma y parafraseando a Bourriaud, Jerónimo Búffalo posproduce la realidad social haciendo habitar a “Acrómata” en el mundo de lo exformal, ese mundo “donde se desarrollan las negociaciones fronterizas entre lo excluido y lo admitido, entre el producto y el residuo”; demostrando claramente como a través del montaje se puede construir relato, y como a partir de procedimientos se construye narrativa; en definitiva como pensar la forma sin dejar de lado contenido.

* Licenciado y Profesor en Artes Plásticas orientación Escenografía
Prof Titular. Taller Básico Escenografía I-II – Facultad de Bellas Artes (UNLP)
Miembro integrante de diversos proyectos de investigación sobre teoría teatral e historia del teatro platense en el marco del Programa de Incentivos a Docentes Investigadores de la Secretaría de Políticas Universitarias perteneciente a la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación del Ministerio de Educación de la Nación.
Coordinador del Grupo de Estudios de Artes Escénicas del IHAAA -FBA
Miembro del Instituto de Historia del Arte Argentino y Americano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata.
Miembro integrante del AINCRIT (Asociación Argentina de Investigación y Crítica Teatral)
Ha participado en diversos congresos – encuentros – jornadas nacionales e internacionales sobre Historia del Arte y Teatro.
También ha participado como actor y director teatral en varias producciones escénicas.

admin

abril 20th, 2016

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *