Reseñas

Mapa del Tiempo: la maraña de la historia desmadejada

Mapa del Tiempo: la maraña de la historia desmadejada

Sobre “Mapa del Tiempo” de Cristian Palacios
por Gustavo Rádice

A lo largo del tiempo el ser humano ha tratado, consecuentemente, de construir y reconstruir su Historia; cada paso que han hecho mujeres y hombres sobre la tierra tiene su registro escrito, visual u oral. “Mapa del Tiempo” nos sumerge en un posible relato oral sobre la humanidad cuestionando las categorías históricas que legitiman nuestro ser en el mundo. “Mapa del Tiempo” se erige como un relato ontológico sobre cada una de las historias -individuales y colectivas- acerca de una humanidad desgasta y vencida. ¿Qué es lo válido a la hora de pensarnos en este mundo? ¿La violencia es el relato que predomina por sobre otros?
La convención del monólogo, desde el punto de vista del drama, estiliza el caso extremo patológico de quien habla consigo mismo en voz alta. En “Mapa del Tiempo” estamos ante la presencia de la idea de alienación interpersonal que intensifica, no sólo el acto de comunicar, sino también el acto del habla. Sobre un cúmulo de basura, Cristian Palacios, se eleva para enumerar una lista vertiginosa y enmarañada de relatos que trasciende el dato histórico y cuestiona la veracidad de aquello que la historia construyó como legítimo; lo contado o relatado, más que acercarnos a una posible verdad universal, nos empuja al plano de las “habladurías del lenguaje”,cada relato contiene dos condiciones: lo opaco y lo transparente, lo falso y lo verdadero.
Enumerar, describir, relatar, nombrar lo indecible y configurar los trazos para visibilizar ciertas propiedades de la otredad que la historia ha construido como perentorias, es la dirección por la que transita “Mapa del Tiempo”. Lo indecible, como silencio del pensamiento, se rompe cuando surge de la boca de Cristian Palacios una verborragia que intenta nombrar aquello que se encuentra en el orden de lo llamado “topos de la indecibilidad” (Umberto Eco). “Mapa del Tiempo” es una muestra de la imposibilidad de contar y enumerar aquello que la historia ha tratado de contar y enumerar. El habla, el lenguaje, y el silencio se entrelazan como los retazos de trapos que se encuentran por todo el espacio escénico.
Cristian Palacios, como un hermeneuta de la historia, propicia la caída de la cadena de significantes propias de la lógica de la historia y nos propone sumergirnos en un nuevo mundo de sentidos. “Mapa del Tiempo” es un universo que nos lleva desde el relato oral medieval hasta la construcción del discurso científico posmoderno. Las teorías, los conceptos caen frente a la imposibilidad de definir lo que es propio del ser. Umberto Eco describe la idea de lo acumulado como secuencia y combinación de términos; la enumeración y la lista como catálogo imaginario de la historia; y es en el cruce de ambas ideas dónde “Mapa del Tiempo” construye su sentido, un sentido basado en la idea de enumeración caótica, donde los hechos se suceden de manera disonante y disyuntiva. Estas ideas permiten expresar la incoherencia existente entre la memoria y la historia; entre la reminiscencia y el recuerdo. Lo expresado como diferente a la expresión; lo nombrado como diferente al nombre; lo relatado como diferente al relato; lo amado como diferente al amor; lo sentido como diferente al sentir.
¿Es sólo un sentido lúdico inconexo sobre las rasgos sobresalientes de la historia de la humanidad? O ¿son las infinitas posibilidades del multiverso? Terry Eagleton en “Las ilusiones del posmodernismo” señala que: “En el supuesto de que un régimen uniformemente opresivo regulara ahora todo, puede también parecer comprensible buscar algún sector de la vida donde pudiera seguir sobreviviendo precariamente cierto grado de placer, aventura o libertad. Tal vez se pueda llamar a esto textualidad, o lenguaje, o deseo, o el cuerpo, o el inconsciente”, en este sentido, Cristian Palacios señala también que la opresión es ejercida por el lenguaje y las posibilidades del habla, y no solamente por la acción del cuerpo sobre otro cuerpo. El lenguaje genera pensamiento y el relato genera acción subversiva sobre el lenguaje, en este caso. Si el sentido del ser se da en la repetición de relatos que contiene la historia, “Mapa del Tiempo” se subleva a esta idea y afirma que es posible, a partir de deconstruir la historia normada, subvertirla y desnaturalizarla, de modo que se visibilice su carácter construido. Es en este punto en donde, “Mapa del Tiempo”, se coloca como una parodia de los relatos históricos y sus personajes como una posible acción política. Como una puesta en evidencia de la desnaturalización del relato histórico, “Mapa del Tiempo”, conduce al espectador a nuevas formas de llevar a cabo la construcción de relatos sobre la historia: “Quién sabe Alicia, este país no estuvo hecho porque sí. Te vas a ir, vas a salir pero te quedas, ¿dónde más vas a ir? Y es que aquí, sabes el trabalenguas trabalenguas, el asesino te asesina y es mucho para ti. Se acabó ese juego que te hacía felíz. No cuentes lo que vistes en los jardines, el sueño acabó” (Canción de Alicia en el país – Charly García)

FICHA TÉCNICA
En Escena: Cristian Palacios
Escenografía e Iluminación: Facundo Dominguez
Vestuario: Yanina Pastor
Diseño Sonoro: César de Medeiros
Diseño Gráfico e Imágenes: Gastón Malguieri
Entrenamiento Actoral: Pablo López
Dirección General y Puesta en Escena: Daniela Martín

admin

marzo 21st, 2017

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *