Reseñas

Nos hemos vuelto espectaculares

Nos hemos vuelto espectaculares

Sobre Bajo un sol de sílice 
por Rocío Bergé

Es difícil hablar de teatro. Más difícil es hablar de performance. El lugar del espectador -por no decir “crítico, que es una palabra que a ninguno nos gusta- es del que espera. Paradójicamente, del otro lado, el creador propone, provoca, incita a que ciertas cosas ocurran y ciertas cosas ocurren. Pero claro no todos los espectadores somos iguales. Hay algunos impacientes, ansiosos, educados en la lógica de la velocidad. Yo soy de esas. Pero con el tiempo aprendí que las obras decantan. (También hay obras que no decantan nada, solo dan).
“Bajo un sol de sílice es una obra que tiene un alto contenido poético. Su texto es una larga poesía. Con todo, la poesía tiene un amplio panorama de referentes, no es lineal. La poesía también es caos cuando se abre el chorro, cuando se abre la boca sale el caos.
La obra dispara hacia muchos lugares. Por momentos creo estar perdida, sé que a veces es una cuestión de tiempo o de apertura. En un momento, se quiebra. El cuerpo grita, se asoma brutalmente, aparece como cuerpo carne. Nos conmueve su violencia. Estamos siendo interpelados. La palabra tiene un límite: toca pero no rompe. Creo que el cuerpo rompe cuando irrumpe.
Bajo un sol de sílice es una obra bella: bella la ropa, bello el cuerpo, bellas palabras. Arroja belleza y luego brutalidad, dispara y dispersa, pero hacia el final expresa lo más diáfano que tiene: “Permanezcamos incompletos. Nos hemos vuelto espectaculares”.

 

Bajo un sol de sílice
Sábados de Abril – 21hs. – El Escudo (10 entre 60 y 61)

admin

abril 3rd, 2016

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *