Reseñas

Tracción a Sangre (porque así se mueve el mundo) en La Plata.

Tracción a Sangre (porque así se mueve el mundo) en La Plata.

Por Gabriela Quiñones
“Qué lindo ver teatro los domingos de lluvia” se escucha en la sala de espera. Llueve en La Plata y creo que el teatro siempre será un buen refugio, para un domingo, o para la lluvia o para las dos.

La cita era en Espacio 44 a las 20hs, estaba llena la sala, se escuchaba la lluvia insistente.

Dos personajes en escena: Goyo y Jota. Trabajadores precarizados, trabajadores que no salen de esa burbuja porque no saben muy bien cómo funciona la vida lejos de cumplir órdenes de los “destacados”. Si dejan de trabajar, dejan de generar energía y hasta podrían “ir para abajo” ¿Cómo es el proceso de ir para abajo? No sabemos, nadie quiere eso.
Conceptos como el de tiempo, trabajo, esfuerzo, meritocracia. Luego, aparece un tercer personaje: Sáez. Él también es un obrero que trabajaba con ellos abajo, pero tuvo la oportunidad de salir, de explorar el mundo de los de “arriba”, los “destacados”, y ya no piensa como pensaban los obreros. Piensa como si fuera un destacado, y es un obrero.
Estos tres personajes comienzan a reflexionar y pensar en varios temas: la fórmula de trabajo siempre es la misma, se necesitan más hombres para trabajar, pero cada vez son menos y tienen que trabajar más. Cansados, exhaustos, pasan su día entero trabajando.
Es una obra intensa, que mantiene al público expectante – casi nervioso- con un diálogo potente sobre la vida dentro un sistema en el que siempre se enriquecen los mismos a costa del trabajo de una clase obrera explotada. ¿Así se mueve el mundo?
Me quedo pensando, es que son épocas en las que estas preocupaciones rondan en mi cabeza, ¿Cuántas personas trabajan para llenarle los bolsillos a alguien más? ¿Cuántas personas trabajan en pésimas condiciones sin decir absolutamente nada porque, lo único que tienen en mente es trabajar para vivir? ¿trabajamos para sostener un sistema que es cruel? éstas y muchas preguntas más me inundan. Y, es domingo.
Una obra que recomiendo ir a ver, te pasea por la intensidad hasta la reflexión y el trabajo actoral de los tres actores no tiene desperdicio, cada uno con su impronta refleja una parte de este sistema que no deja de moverse.
Quedan funciones: el 11 de mayo en La Escuela de Teatro de La Plata y el 18 en Espacio 44. No te la pierdas. Después de todo, el teatro es un refugio.

Info en :https://www.facebook.com/events/376367476314544/

admin

mayo 6th, 2019

1 Comment

One Comment

  1. Belu says:

    Gracias por tu reseña,me encantó. Sentí la lluvia y un enorme deseo de ir a ver esa obra,refugiándome de los domingos lluviosos y solitarios. El teatro y la lluvia,una de sus mejores combinaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *